Ubicación

Top Panel
Martes, 12 Diciembre 2017

Chocolates Paria, una propuesta llena de sabor y orgullo venezolano

SaborYorgullo180El chocolate es uno de los placeres más exquisitos del paladar, aunque en muchos casos su consumo se ha asociado más a las mujeres, lo cierto es que su sabor resulta ser irresistible para todos. Venezuela es una tierra bendita por la dicha de poseer el mejor cacao del mundo y Río Caribe, en el estado Sucre es pionero en la producción de este “manjar de los dioses”.

El chocolate es el alimento que se obtiene mezclando azúcar con dos productos derivados de la manipulación de las semillas del cacao: una materia sólida (la pasta de cacao) y una materia grasa (la manteca de cacao). A partir de esta combinación básica, se elaboran los distintos tipos de chocolate, que dependen de la proporción entre estos elementos y de su mezcla, o no, con otros productos tales como leche y frutos secos.

SaborYorgullo03

Según cuenta la leyenda, Kukulkán le dio el cacao a los mayas después de la creación de la humanidad, hecha de maíz (Ixim) por la diosa Xmucané. Los mayas celebraban un festival anual en abril, para honrar al dios del cacao, Ek Chuah, un evento que incluía sacrificios de perros y otros animales con marcas pintadas de chocolate, ofrendas de cacao, plumas, incienso e intercambio de regalos. En los primeros tiempos el consumo parece haber sido en forma de una especie de «cerveza»; es decir, una bebida basada en la fermentación más que de los granos del cacao de la pulpa del mismo, por ello llegó a ser considerada en principio como “la bebida de los dioses”.

Chocolates Paria: una deliciosa propuesta

Chocolates Paria es una propuesta que habla de una fabricación natural libre de aditivos químicos, sin vainilla ni lecitina, hecho con cacao fermentado de origen único Rio Caribe Superior, seleccionado de un gramo para su tostado homogéneo.

Su imagen y empaques representan el espíritu de una de zona de parques nacionales protegidos por su flora y fauna de exuberante belleza, como lo es el colibrí, la flor cayena, la tortuga cardón, y todo esto sin dejar por fuera su arquitectura antillana tan característica de la región.

Además de ser un chocolate de gran tradición y fino de aromas, Chocolates Paria es una visión ecológica y proteccionista del medio ambiente.

Helly Monroy, técnico en alimentos, tiene siete meses frente a esta empresa y asegura que “nosotros le compramos el cacao a todos los productores de la zona, y seleccionamos cada grano de manera especial. Aquí trabajan cada día 12 personas para producir el mejor chocolate”.